Nuevo proyecto de traspaso Andina innova en la licitación de contratistas

El levantamiento digital de las instalaciones por medio de escáner láser 3D elimina las visitas a terreno y mejora la competitividad de los procesos de licitación.

  • Abril 2, 2019

División Andina se encuentra planificando la desmovilización de sus instalaciones en la cota 4.000 del rajo, las que serán re ubicadas junto al chancado primario del nuevo sistema de traspaso. La evaluación de las instalaciones y equipos actuales se realizará de manera remota gracias a las imágenes y modelos BIM-3D obtenidos por medio de escaneo láser. Por otra parte, los procesos de licitación de la desmovilización contarán con estos modelos para mejorar la información y reducir los resguardos que toman las empresas contratistas.

En este contexto, es que ReStudio mediante su servicio Scan2BIM, escaneó las instalaciones para identificar y evaluar los elementos reutilizables y cuantificar el costo de la desmovilización. La primera etapa fue en terreno y consistió en un levantamiento de datos mediante un escáner láser, en el que se capturaron cerca de 500 tomas con las que se forma una nube de puntos o imagen 3D. Luego de ensamblar las imágenes, se confeccionan los modelos 3D de las instalaciones, los que representan fielmente la situación actual de estas (As-Built), con el objeto que los usuarios de la minera y proveedores puedan acceder a visitas técnicas virtuales y consultar más de 1.500 gigabytes de información, mediante una plataforma tecnológica provista por ReStudio a través de un servicio en la nube.

El resultado del desarrollo trae consigo numerosos beneficios para el cliente. “Lo más relevante es que con este servicio, el cliente puede llevar a cabo su proceso de licitación de una forma mucho más competitiva ya que en ReStudio entregamos toda la información necesaria para que los contratistas presenten un plan de negocios más competitivo y con menos resguardos”, explica Sebastián López, Gerente de Proyectos Minería de ReStudio.

Este servicio además permite reducir los costos y tener una desmovilización mucho más organizada, con menos imprevistos y resguardando la seguridad de los trabajadores.